Hoy se conmemora el día mundial de la población



El día mundial de la población es un evento anual que instauraron las Naciones Unidas en 1989, como recuerdo del 11 de julio de 1987, día en el que la humanidad llegó a la cifra de cinco mil millones de habitantes. Desde esa fecha la población no ha parado de crecer y se calcula que el 31 de octubre de 2011 la Tierra alcanzará los siete mil millones de habitantes. Con motivo de este hito, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNEFA) ha puesto en marcha la campaña “7 mil millones de acciones” que tiene su base en la premisa de que la reducción de la pobreza y la desigualdad es lo que hará que haya un crecimiento más lento de la población. Este día tiene como objetivo la concienciación sobre los peligros de la superpoblación del planeta y, a su vez, reafirma el derecho de las personas a planificar sus familias, un pilar clave para poder controlar la natalidad. Durante la campaña está previsto impulsar actividades, eventos y canales para difundir información y luchar para que el derecho a la planificación familiar sea real.



Desde que T. Robert Malthus expuso su tesis de que la población crece en progresión geométrica mientras que los alimentos sólo aumentan en progresión aritmética, mucho se ha escrito sobre el problema demográfico. Gobiernos, instituciones privadas, también la Iglesia católica, se han ocupado del tema, y no ha sido poca la controversia que ha suscitado. De los estudios que han analizado la estructura de las poblaciones humanas y de los análisis de su relación con el grado de desarrollo de las distintas comunidades se han desprendido algunas conclusiones importantes. Hay que tener en cuenta que la tasa de mortalidad seguirá disminuyendo en todo el mundo independientemente del grado de desarrollo del país, mientras que la disminución de la tasa de natalidad sólo se produce en los países desarrollados que alcanzan un determinado nivel cultural. El freno de la natalidad, responde a motivaciones personales y sociales complejas que no se producen en sociedades subdesarrolladas, donde la reproducción sigue desempeñando importantes funciones biológicas de supervivencia, tanto de la especie como económico-social.



Para detener la actual explosión demográfica sólo parece teóricamente posible atender a que el mundo subdesarrollado se desarrolle o recurrir a una planificación familiar a gran escala. Dos objetivos difíciles de conseguir pero que desde las Naciones Unidas y con la campaña “7 mil millones de acciones” se están intentando abordar.



Si quieres conocer a fondo la situación demográfica mundial en la actualidad así como la evolución que ha seguido a lo largo de la historia, puedes consultar los artículos “Población y recursos, un difícil equilibrio” escrito por el periodista y corresponsal del diario mexicano Uno más Uno en España, Raúl Perez, o “Demografía” de la Gran Enciclopedia Iberoamericana; también puedes consultar el artículo sobre T. Robert Malthus, uno de los más famosos teóricos que estudió la evolución demográfica.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog mienciclo